jueves, 5 de septiembre de 2013

"La predicción del astrólogo" de Teo Palacios. Buena historia, demasiados errores

Hace tiempo que me apunté a la lectura conjunta que organizaba el blog Hojas de Alisio de esta novela y la verdad es que como tenía el libro pendiente de leer, me gusta el género de novela histórica y también la época concreta en la que se enmarca, empecé la lectura con muchas ganas. La historia, muy buena, pero según podéis leer en el título, podéis imaginar lo que me he encontrado en sus páginas. Vamos con ello:

Autor:

(de la solapa del libro)

Teo Palacios nació en Dos Hermanas, Sevilla, en 1970.

Con estudios de marketing y diseño, ha desarrollado su labor profesional como jefe de sección, director y subdirector regional en varias empresas. Ha vivido en Cataluña y Galicia y, tras varios años alejado de sus orígenes, ahora reside nuevamente en su ciudad natal.

Colabora como entrevistador y articulista en varias revistas, como Cambio 16, Cuadernos para el diálogo, La aventura de la historia, Clío, etc. También colabora en programas de radio como entrevistador y contertulio. Además, imparte talleres de creación literaria.

Su primera novela, "Hijo de Heracles", obtuvo una gran aceptación. "La predicción del astrólogo" es su segunda novela histórica, y en ella nos sumerge en el apasionante período de los reinos de Taifas para contarnos la historia del último rey de Sevilla.

Datos técnicos:

Título: La predicción del astrólogo
Autor: Teo Palacios
Editorial: Ediciones B
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Tamaño: 15,5 x 23.5 cm
Páginas: 534
Fecha de publicación: febrero 2013
ISBN: 9788466652407
Precio: 20.00 euros

Sinopsis:

(de la contraportada del libro)

«He vivido en el turbulento período que siguió a la caída del Califato y la aparición de mil reinos en lo que antes fue la poderosa Al-Ándalus. Aprendí siendo un niño lo que era el dolor y la pérdida cuando mi madre fue ejecutadoa. Quedé al cuidado de mi tío, que pasó de ser un pobre poeta a convertirse en uno de los hombres más poderosos de nuestra época.

Mi vida se desmoronó y la levanté de nuevo, entretejiéndola junto con el barro al que aprendí a dar forma en el taller de un alfarero. Pero los ojos de una mujer son el arma definitiva contra el corazón de un muchacho enamorado. En especial cuando miran hacia la protección que puede ofrecer un príncipe en lugar de hacia la humilde casa de un ceramista.

He cruzado desiertos y he vivido guerras mientras que, en el mundo que dejé atrás, las vidas de mi tío, de la mujer a la que amé y de mi rey, bailaban al ritmo de la traición y las intrigas. He sido esclavo y he bordeado la muerte. Y ahora regreso con un ejército, dispuesto a vengarme.»


Mi opinión:

Si nos ceñimos a la historia, a los hechos narrados y a la trama, estamos ante una estupenda novela, donde los personajes reales y los ficticios se funden en una creíble narración que engancha y apasiona. Muy buena ambientación y un enorme trabajo de investigación para conseguir desmenuzar la que fue una de las etapas más apasionantes y desconocidas de la historia de España. Totalmente recomendable, sobre todo si te gusta la novela histórica, pero por supuesto con uno de esos grandes peros que a veces, más de las que quisiera, me encuentro al leer en los últimos tiempos. Tal vez sea la novela en que más errores ortográficos y lingüísticos en general me he encontrado en los últimos tiempos, y creo que hay que decirlo, porque es una pena que pase esto, cuando el contenido merece mucho la pena. El autor deberá tomar medidas para próximas ediciones y próximas novelas, y la editorial debe también ponerse las pilas para que no pase lo que en esta obra, ya que al final, los que pagamos los libros nos vamos a cansar de estas cosas.

Errores, gazapos y otras cosas:

Como he dicho más arriba, demasiados errores, y muchos de ellos de bulto, que el autor y la editorial deben revisar para que una buena novela esté a la altura también en la parte del uso del lenguaje además de en la historia que cuenta. Vamos a analizar los errores que encontré:

1. Pag. 12. Dice "pricesa". Debería decir "princesa". Errata
2. Pag. 96. Dice "Ibn Adün". Debería decir "Ibn Abdün". Errata
3. Pag. 146. Dice "quién ese ese lechón". Debería decir "quién es ese lechón". Errata
4. Pag. 148. Dice "...tu hermano robo aquella tarde?". Debería decir "...tu hermano robó aquella tarde?". Errata
5. Pag. 152. Dice "No es como tú, a la que ninguna mujer...". Debería decir "No es como tú, al que ninguna mujer...". Esto no me parece una errata, sino un error en el texto inicial del autor que no se ha corregido convenientemente.
6. Pag. 162. Dice "... y perdona mis palabras sin son excesivamente duras". Debería decir "... y perdona mis palabras si son excesivamente duras". Errata
7. Pag. 182. Dice "subidos pequeñas plataformas". Debería decir "subidos en pequeñas plataformas". Errata
8. Pag. 185. Dice "Es una historia que te concierne pues eres un personaje fundamental en ella. Pero como digo, me temo que no os divertirá". Discordancia en la forma de dirigirse al rey "eres"/"os".
9. Pag. 241. Dice "ansidad". Debería decir "ansiedad". Errata
10. Pag. 363. Dice "si no que tampoco podía descabalgar". Debería decir "sino que tampoco podía descabalgar". De este error ya hemos hablado muchas veces. Se produce cada vez más.
11. Pag 371. Dice "que contemplaba insólito la escena". Debería decir "que contemplaba atónito la escena". En todo caso podría decir "que contemplaba la insólita escena". El observador no puede ser insólito según el diccionario de la RAE.
12. Pag. 385. Dice "... explicó en judío volviendo al romance". Debería decir "... explicó el judío volviendo al romance". Errata
13. Pag. 417. Dice "que hirían saliendo de la bolsa". Debería decir "que irían saliendo de la bolsa". Sin comentarios
14, Pag. 431, 435, 436, 438, 442, 448, 453, 455, 458, 459, 466, 478 y 523, Distintos tiempos de los verbos dirigir, encoger, coger y surgir escritos con "j", como "dirijía", "dirijí", "dirijíamos", "dirije", "encojía", "cojí", "dirijirme", "surjido" o "surje". Error muy grave en mi opinión.
15. Pag. 473. Dice "la celosía de alguna venta". Debería decir "la celosía de alguna ventana". Supongo que es una errata
16. Pag. 482. Dice "mis palabras ni siquiera les hizo titubear". Debería decir "mis palabras ni siquiera les hicieron titubear". Discordancia en la persona del verbo.
17. Pag. 495. Dice "al azar la vista". Debería decir "al alzar la vista". Errata
18. Pag. 515. Dice "qué le había echo tanta gracia". Debería decir "qué le había hecho tanta gracia". Podría ser una errata, pero por el contexto de la frase me temo que estaba así escrito en el original del autor.
19. Pag. 522. Dice "Atira no había sido entrega a su marido". Debería decir "Atira no había sido entregada a su marido". Errata

Web oficial de Teo Palacios
Twitter de Teo Palacios
Facebook de Teo Palacios
Web oficial del libro

En resumen, muchas erratas que deberían haberse corregido un una lectura un poco detenida del libro, pero algunos errores que entiendo no se pueden pasar por alto ni permitir. Los tiempos verbales con "j" donde debe ir una "g" y algunas otras cosas que he encontrado en esta novela no deberían aparecer jamás en un libro puesto a la venta. Volvemos a lo mismo que hemos comentado muchas veces. El autor no ha cuidado su manuscrito, la editorial no ha puesto todo el interés en la corrección del mismo, y finalmente, muchos críticos y lectores no levantan la voz para denunciar estas cosas. Espero que se rectifique convenientemente.

Esta reseña se enmarca dentro de la lectura conjunta organizada por el blog Hojas de Alisio. Aquí iré actualizando los enlaces al resto de reseñas.

Shaka Lectora
Un lector indiscreto - 20 de septiembre
Hojas de Alisio - 30 de septiembre

8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. En unos días publicaré una reseña que ya tengo escrita hace un par de meses. Gran novela pero con errores indignos de una historia tan buena

    ResponderEliminar
  2. Me fijaré en los errores...Este verano, en catalán, he leído dos libros de dos importantes editoriales y me ha ocurrido exactamente lo mismo.

    Gracias, José ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el problema, que cada vez ocurre más. No hay rigor por parte de las propias editoriales y si además los autores tampoco ponen de su parte...

      Eliminar
  3. Madre mía, cómo está el patio... Qué lástima que una historia escrita con talento, tan bien entretejida y muy documentada tenga esas erratas de edición y esos fallos ortotipográficos. Además, imagino que, si eso se ha dado, también debe de tener cuestiones de estilo que resolver. Otra consecuencia más de la crisis: lo que se ahorran en correcciones y en revisión de las galeradas. Lo que me fastidia es que el precio final del libro no vaya acorde a la coyuntura económica y a lo que se han ahorrado. Mal, muy mal, y me parece muy bien que lo hayas hecho público. Los escritores, aparte de entretener con sus historias y todo lo que conlleva la literatura, deben adquirir un compromiso social, que conlleva un uso más que correcto de la lengua en la que escriben. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Hablan de "propiedad intelectual", y resulta que su compromiso con la cultura es mínimo o nulo. Besos, rubia camuflada, jajaja... ;)

      Eliminar
  4. Una pena que tenga tantos errores, porque la historia parecía buena. A ver si en próximas ediciones lo mejoran.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a ver si lo cambian... Gracias y besos... ;)

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails