domingo, 23 de octubre de 2016

"Los herederos de la tierra" de Ildefonso Falcones. La continuación...

Ya hace meses, cuando se anunció que se publicaría la continuación de "La catedral del mar", muchos decidimos que lo íbamos a leer. Y es lo que he hecho durante los primeros días de este mes de octubre. El resultado, aquí debajo.

Autor:

Ildefonso Falcones de Sierra, casado y padre de cuatro hijos, es abogado y ejerce en Barcelona.

La catedral del Mar, su primera novela, se convirtió en un éxito editorial mundial sin precedentes y fue publicada en más de cuarenta países.

Además, recibió varios premios, entre ellos el Euskadi de Plata 2006 a la mejor novela en lengua castellana, el premio Qué Leer al mejor libro en español del año 2006, el premio Fundación José Manuel Lara a la novela más vendida en 2006, el prestigioso galardón italiano Giovanni Boccacio 2007 al mejor autor extranjero y el premio Fulbert de Chartres 2009.

Su segunda novela, La mano de Fátima (Grijalbo, 2009), ha sido galardonada con el premio Roma 2010.

Con más de siete millones de ejemplares vendidos en todo el mundo, Ildefonso Falcones se ha consagrado como uno de los autores españoles más difundidos.

En su última novela, Los herederos de la tierra (Grijalbo, 2016), el autor regresa a la atmósfera de su obra más emblemática, La catedral del mar, para ofrecernos la novela más esperada por muchos de sus lectores.

Datos técnicos:

Título: Los herederos de la tierra
Autor: Ildefonso Falcones
Editorial: Grijalbo
Colección: Novela histórica
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Dimensiones: 15 x 24
Páginas: 896
Fecha de publicación: 2016
ISBN: 9788425354236
Precio: 22.90 euros

Sinopsis:

Hace diez años, millones de lectores se rindieron ante Arnau Estanyol, el bastaix que ayudó a construir la iglesia de Santa María, la catedral del mar. Ahora, la historia continúa con esta impresionante recreación de la Barcelona medieval, una espléndida y emocionante novela de lealtad, venganza, amor y sueños por cumplir.

Barcelona, 1387. Las campanas de la iglesia de Santa María de la Mar siguen sonando para todos los habitantes del barrio de la Ribera, pero uno de ellos escucha su repique con especial atención… Hugo Llor, hijo de un marinero fallecido, a sus doce años trabaja en las atarazanas gracias a la generosidad de uno de los prohombres más apreciados de la ciudad: Arnau Estanyol.

Pero sus sueños juveniles de convertirse en constructor de barcos se darán de bruces contra una realidad dura y despiadada cuando la familia Puig, enemiga acérrima de su mentor, aproveche su posición ante el nuevo rey para ejecutar una venganza que llevaba años acariciando.

A partir de ese momento, la vida de Hugo oscila entre su lealtad a Bernat, amigo y único hijo de Arnau, y la necesidad de sobrevivir en una ciudad injusta con los pobres.

Obligado a abandonar el barrio de la Ribera, busca trabajo junto a Mahir, un judío que le enseña los secretos del mundo del vino. Con él, entre viñedos, cubas y alambiques, el muchacho descubre la pasión por la tierra al tiempo que conoce a Dolça, la hermosa sobrina del judío, que se convertirá en su primer amor. Pero este sentimiento, prohibido por las costumbres y por la religión, será el que le proporcionará los momentos más dulces y amargos de su juventud. 

Diez años después de La catedral del mar, Ildefonso Falcones regresa de nuevo a ese mundo que tan bien conoce, la Barcelona medieval. Y lo hace recreando una vez más a la perfección esa efervescente sociedad feudal, prisionera de una nobleza voluble y corrupta, y la lucha de un hombre por salir adelante sin sacrificar su dignidad.


Mi opinión:

He leído algunas de las obras más importantes de Ildefonso Falcones y es un valor seguro. Buen uso del castellano, con un estilo atractivo dentro de la sobriedad. Sus novelas son largas y a veces escucho o leo comentarios en los que se dice que son lentas y que cuesta entrar en materia con ellas. Hay que tener en cuenta que la época en la que se encuadran es la Edad Media y los tiempos son muy lentos. No podemos pretender que la acción se prolongue indefinidamente y que no haya saltos en el tiempo, ya que en aquella época pasaban años sin que pasara nada relevante. Por ese lado, me parecen, y esta también, magníficas.

En el caso concreto "Los herederos de la tierra", creo que en general tiene más acción que "La catedral del mar". Además, me parece interesante el tratamiento que hace de la interacción entre cristianos y judíos que estaba prohibida en aquellos tiempos. La crítica a una sociedad religiosa al máximo pero hipócrita a más no poder que, traspasada a nuestros días y con otras connotaciones, siempre está presente, tanto en lo religioso, lo político, lo social, lo cultural y lo racial.

Sin duda, para quienes leísteis "La catedral del mar" para no quedaros a medias y los que no la leísteis porque se puede leer de manera independiente y es una muy buena novela, altamente recomendable.

Errores, gazapos y otras cosas:

En este apartado, pocas cosas. Vamos a verlas:

1. Pag. 39. Dice "Geralda —la ayudó ella—,,,". Debería decir "Geralda —le ayudó ella—..." ya que se refiere a que Hugo no recordaba el nombre de una persona y su hermana se lo recuerda.
2. Pag. 202. Dice "Hugo debería pagar el correspondiente censo a anual a Jacob". Debería decir "Hugo debería pagar el correspondiente censo anual a Jacob". Errata.
3. Pag. 287. Dice: "... el resto de los patrones deseaban olvidar la campaña de Sicilia...". Debería decir "... el resto de los patrones deseaba olvidar la campaña de Sicilia". El sujeto es "el resto de patrones", un grupo, singular. Por tanto, el verbo debe ir en singular.
4. Pag. 398. Dice "cuatro pendas gastadas". Debería decir "cuatro prendas gastadas". Errata

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails