sábado, 17 de mayo de 2014

"La insoportable levedad del ser" de Milan Kundera. Muy difícil.

Cuando me apunté al reto Autores eternamente pendientes del blog O meu cartafol, lo hice con la intención de leer, entre otras cosas, este libro, varias veces iniciado, pero siempre dejado en las primeras páginas. Se me antojaba un libro aburrido y que jamás conseguiría engancharme. Pero si no me había atrevido con otro libro de este autor porque me parecía que toda su obra podría ser parecida, había que ponerle remedio. Y por fin conseguí leerlo entero. Además, completo el reto, aunque seguiré leyendo a algún otro autor que se me atregante. Y por supuesto, tendré que leer más obras de Kundera.

Autor:

Milan Kundera (Brno, actual República Checa, 1929) Escritor checo nacionalizado francés de amplísima proyección y fama internacional. Tras la invasión rusa de 1968 perdió su puesto de profesor en el Instituto Cinematográfico de Praga, sus libros fueron retirados de la circulación y tuvo que exiliarse en Francia. Después de su primera novela, El libro de los amores ridículos (1968), publicó La broma (1968), La insoportable levedad del ser (1984) y La inmortalidad (1990), entre otras. Ha escrito también una obra de teatro, Jacques y su amo (1971), y algunos ensayos. Sus novelas se sitúan a medio camino entre la ficción y el ensayo, y hacen uso frecuente de la ironía, la presencia de diversas voces narrativas, la confusión entre elementos reales y ficticios y la digresión. En ellas el autor se enfrenta a sus propios fantasmas personales, el totalitarismo y el exilio, al tiempo que ahonda en los grandes temas de la libertad y la eticidad desde un profundo desengaño, a veces difícil de percibir tras su estilo aparentemente ligero y amable.

Hijo del pianista Ludvik Kundera, las vicisitudes políticas marcaron su juventud, obligándole a interrumpir sus estudios o su labor docente. Tras perder su trabajo en el Instituto Cinematográfico de Praga, fue desde 1975 profesor visitante en la Universidad de Rennes; en 1979 fue privado de la ciudadanía checa y se estableció en Francia. Adoptó la nacionalidad francesa en 1981 y, entre 1985 y 1987, revisó personalmente una traducción integral de su obra novelística al francés; a excepción de las iniciales, la mayor parte de sus obras aparecieron primero en francés y luego en checo. Después de unos inicios poéticos caracterizados por la adhesión, en algunos casos polémica, a los sueños de la nueva generación comunista de después del 48 (El hombre, amplio jardín, 1953, y El último mayo, 1955, reelaboración de un episodio de Reportaje al pie de la horca de J. Fucik), se orientó definitivamente hacia la narrativa.

Toda su producción ulterior no fue sino una sistemática desmitificación de los mitos de su generación y de la izquierda checa y europea en general, operada valiéndose de las más refinadas técnicas que la evolución de la novela ponía a su disposición (polifonía, alternancia de narradores, cruce de crónica y disertación filosófica), insertadas en un discurso musical con variaciones sobre el tema, recurrencia de un mismo motivo, contrapuntos de motivos distintos, en un continuo fluctuar entre la realidad física de los hechos y la realidad ficticia de los personajes, entre historia y novela.

El primero en ser atacado por Kundera fue el mito del amor, que zahiere en su libro de relatos El libro de los amores ridículos, aparecido en tres entregas (1963, 1965 y 1968). Luego fue el sueño comunista de 1948 (La broma, 1967) y el fracaso del programa revolucionario de las vanguardias históricas (La vida está en otra parte, 1979). La broma anticipó ya algunos rasgos característicos de su obra, como la integración de largos pasajes ensayísticos, y su peculiar concepto de lo grotesco. Después de La despedida (1979), cuya aparente ligereza proviene de la rigurosa construcción teatral y de la precisión del microdrama de una muerte "por equivocación", las novelas siguientes serán todas concebidas y escritas en el extranjero.

Tras volver nuevamente, con las siete variaciones de El libro de la risa y el olvido (1981), al tema de la ironía y de la desesperación de la memoria (histórica), abordando directamente y con agudo sarcasmo la realidad checa, Milan Kundera añadió con La insoportable levedad del ser (1984) un nuevo fragmento a su coherente obra de desmitificación que, ironizando esta vez sobre los esfuerzos revolucionarios de la izquierda occidental y volviendo al sueño de la Gran Marcha que había estado en la base de su poesía, constituye en la evolución de Kundera la novela de las ilusiones totalmente perdidas.

La insoportable levedad del ser es un intento de novela total, que repasa, a través de la vida de dos parejas, toda la historia reciente de Checoslovaquia y plantea sus permanentes interrogantes existenciales. El cirujano Tomas, muy mujeriego y que disfruta de una prestigiosa carrera en el extranjero, conoce un día a su compatriota Tereza, una frágil muchacha que acaba transformando su vida. Tomas la sigue a su país de origen, Checoslovaquia, regido por la dictadura comunista; el cirujano es objeto de depuración política y acaba en una granja estatal. Allí muere en accidente en compañía de Tereza. La narración pasa revista a otros personajes, como la pintora Sabina, abrumada por las rígidas directrices del arte oficial, el realismo socialista, lo que la lleva a una existencia vacua, sin raíces, desleal para con todos; o Franz, amante de la anterior, inestable, en una perpetua búsqueda de una vida que valga la pena ser vivida.

Entre sus novelas posteriores hay que destacar La lentitud (1994), La identidad (1998) y La ignorancia (2000). Ha publicado también los ensayos literarios El arte de la novela (1986), que reúne textos escritos en distintas circunstancias y donde expone su concepción personal de la novela europea, y Los testamentos traicionados (1993). Como dramaturgo, obtuvo reconocimiento con Los propietarios de las llaves (1962), aunque el autor personalmente prefiera Jacques y su amo (1975).

Datos técnicos:

Título: La insoportable levedad del ser
Autor: Milan Kundera
Editorial: RBA Editores
Colección: Narrativa Actual
Encuadernación: Tapa dura
Dimensiones: 13,0 x 21,0 cm
Páginas: 316
Fecha de publicación: 1984 (1992 para esta edición)
ISBN: 9788447300048
Precio: 12,00 euros

Sinopsis:

La entrada de los tanques rusos en la Praga de 1968 sorprende a Tomás y Teresa enfrascados en una apasionante historia de amor. La búsqueda de la felicidad y la inevitable fatalidad que ello comporta los llevará de Praga a Ginebra, Zurich... y el destierro rural. Filosofía, historia y pura ficción se mezclan para construir una obra hecha a la medida del hombre y de la mujer actuales. El autor, que vive desde 1975 en París, recibió el premio Europa Literatura en 1982 por el conjunto de su obra. La adaptación cinematográfica de esta obra fue dirigida por Philip Kaufmann en 1987.

Mi opinión:

La verdad es que sigo considerando difícil la lectura de esta obra, aunque con matices. Es una novela, pero no está contada como una novela convencional, además de que el autor se permite opinar sobre los personajes, las escenas, los hechos y las ideas. Es a la vez una novela de amor, una novela histórica y un tratado de filosofía y pensamiento. Muy completa por tanto, y con un importante contenido a todos los niveles.

Estructurada en siete partes que a su vez se dividen de una serie de capítulos de dimensión bastante dispar, va entrelazando las vidas de Tomás y Teresa con una serie de personajes secundarios que también tienen una gran relevancia dentro de la obra. 

Además, una gran traducción de Fernando de Valenzuela. Por supuesto que recomiendo que se lea este libro. Aunque sea difícil de digerir, al final acaba dejando huella.


Errores, gazapos y otras cosas:

Nada importante

12 comentarios:

  1. También me costó leer esta novela, y además creo que no supe ver mucho de lo que quería decir... No creo que me anime con este autor por mucho tiempo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trago difícil, la verdad. Supongo que una segunda lectura aportará más que la primera. Gracias y besos...

      Eliminar
  2. Tendré que intentarlo, aunque es de esas novelas con las que no termino de animarme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo había intentado al menos diez veces, pero nada. Por fin lo logré... Gracias y besotes... ;)

      Eliminar
  3. Pues a mí me encantó esta novela, ni se me atragantó ni nada, y me la leí en seguida. Aunque sea un libro denso en cuanto a contenido, a mi me gustó. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como todo, a unos les gustan las fresas y a otros el chocolate. A mí me ha costado, sinceramente. Gracias y besos.

      Eliminar
  4. A mí me encanta Milan Kundera. Y éste es mi favorito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hace unos meses una amiga me regaló este libro, ahora toca empezarlo para saber si me cuesta o no leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es una de mis novelas digamos "de cabecera". Me encantó, me impactó, me hizo reflexionar muchísimo... Yo no puedo dejar de recomendarla aunque bien es cierto que hay que ponerse con un cierto ánimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mucho ánimo, sin duda... Gracias y besos.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails