domingo, 22 de noviembre de 2015

"Víctor Ros y el gran robo del oro español" de Jerónimo Tristante. Las nuevas aventuras de mi detective favorito

Esperaba con impaciencia la nueva entrega de la saga de Víctor Ros, y en cuanto se puso a la venta lo compré, y me puse con él en cuanto tuve ocasión. Como siempre, una lectura interesante y amena, como todas las de Jerónimo Tristante.

Autor:

Jerónimo Tristante nació en Murcia en 1969. En 2001 publicó su primera novela, Crónicas de Jufré. Posteriormente, en 2004, apareció El rojo en el azul. En 2007 alcanzó el favor del gran público con El misterio de la Casa Aranda, primera entrega de una saga que recoge las aventuras de Víctor Ros. Después vieron la luz El caso de la viuda negra, la segunda entrega de las aventuras del detective extremeño, y El tesoro de los nazarenos.

En 2009 publicó 1969, y en 2010 El enigma de la calle Calabria, tercer volumen protagonizado por Víctor Ros. En 2011, Plaza & Janés editó su novela El valle de las sombras y en 2012 La última noche de Víctor Ros. En formato digital han aparecido El rojo y el azul, Crónicas de Jufré y la novela inédita Océanos de tiempo, primer volumen de la trilogía «Los diarios secretos del doctor Décimus Lenoir».

Sus obras han sido traducidas al italiano, al francés y al polaco. En 2015, ve la luz Víctor Ros y el gran robo del oro español, la nueva entrega de la saga del detective icono del autor.

Datos técnicos:

Título: Víctor Ros y el gran robo del oro español
Autor: Jerónimo Tristante
Editorial: Plaza & Janés
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
Dimensiones: 15 x 23 cm
Páginas: 381
Fecha de publicación: octubre 2015
ISBN: 9788401015854
Precio: 18.90 euros

Sinopsis:

Un robo espectacular.

Un tesoro nacional en peligro.

Un difícil caso para el mejor detective español de todos los tiempos.

Victor Ros no se ha recuperado todavía de un caso que casi le cuesta la vida cuando la Brigada Metropolita-na de Madrid requiere sus servicios. Mientras la policía se enfrentaba a un robo en el Banco de España, que en realidad funcionaba como maniobra de distracción, desaparecen las dos terceras partes del tesoro nacional en lingotes de oro de otro banco de la capital. La única pista con la que cuentan es el nombre que pronuncia uno de los asaltantes del Banco de España antes de morir: Aldanza, a pesar de que todos le dan por muerto.

Una serie de pistas señalan Londres como lugar donde encontrar al sospechoso y, en consecuencia, el oro. Pero las cosas no serán fáciles para nuestro protagonista: una sombra del pasado aprovechará las distracciones del caso para atentar contra su vida. Lo que Ros no espera es contar con la ayuda de un personaje mítico del siglo XIX: su admirado y célebre Sherlock Holmes.

Mi opinión:

Desde que leí la primera novela de Tistante que cayó en mis manos, me he hecho incondicional suyo, y cómo no, de Víctor Ros. He terminado esta novela con ganas de más, con ganas de conocer las nuevas aventuras del detective, sus compañeros de aventuras, y también de sus enemigos.

La trama, como siempre, brillante y dinámica. Con mucha acción y dosis de humor y ternura en su justa medida. Para la serie de televisión hay que destacar los perfiles personales e introducir en la trama otros asuntos diferentes a los propios de los casos, mientras que en los libros, los personajes van descubriendo su personalidad poco a poco, cosa que me parece mucho más interesante. En este caso en concreto, aparecen nuevos personajes que seguramente darán mucho juego en posteriores entregas.

Magnífica novela que recomiendo. Eso sí, si queréis engancharos a la saga, empezad por el principio para conocer bien todos los detalles de la historia de este magnífico detective español.

Errores, gazapos y otras cosas:

He encontrado algunas cositas que comentar en esta sección, y vamos con ellas.

1. Pag. 41. Dice "dos caso". Debería decir "dos casos". Errata
2. Pag. 92. Dice que le le levantan". Debería decir "que le levantan". Errata.
3. Pag. 138. Dice "De momento ya sabemos que no era un ciudadano tan ímprobo". Debería decir "De momento ya sabemos que no era un ciudadano tan honrado". La palabra ímprobo es la opuesta a probo, o sea, honrado. He puesto honrado porque me suena mejor que probo en el contexto de la frase.
4. Pag. 163. Dice "comienza convulsionar". Debería decir "comienza a convulsionar". Espero que sea una errata, aunque últimamente veo mucho este error de no poner la preposición "a".
5. Pag. 172. Utiliza la palabra "husmillo", que no está en el diccionario de la RAE. También aparece en las páginas 243 y 258. Tal vez debería haberse limitado a "seguir la pista".
6. Pag. 177. Dice "en rededor". Debería decir "en derredor" o "alrededor". Mezcla las dos expresiones.
7. Pag. 198. Dice "cara de malos amigos". Debería decir "cara de pocos amigos". Al menos es la expresión normal que se utiliza.
8. Pag. 230. Dice "soy de hombre de honor". Debería decir "soy hombre de honor". Errata.


2 comentarios:

  1. He leído el primero, que me gustó mucho, así que aún me queda para llegar a este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate, que te vas a enganchar, seguro... Besos.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails